• Home
  • Noticias
  • Justicia a paso lento: cortes de inmigración se tardan hasta 1,100 días en resolver casos

Justicia a paso lento: cortes de inmigración se tardan hasta 1,100 días en resolver casos

Al 30 de marzo las cortes de inmigración acumulaban 486,206 expedientes, muchos de ellos de inmigrantes que llevan tiempo en Estados Unidos y fueron desplazados por los niños de la frontera.

Justicia a paso lento: cortes de inmigración se tardan hasta 1,100 días en resolver casos

Las cortes de inmigración alcanzaron a finales de marzo dos nuevos récords, uno de casos acumulados y otro de tiempos de espera.


Un informe del Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC, por su sigla en inglés) de la Universidad Siracusa de Nueva York reveló que al 30 de marzo había 486,206 casos pendientes. A finales de enero la cifra era de 474,025, la más alta en los últimos 16 años.

La acumulación de casos no resueltos trajo consigo un segundo problema, advierte el TRAC: las largas esperas que deben enfrentar miles de inmigrantes, algunos de ellos privados de libertad más de tres años para presentarse ante un juez.

 

“En lo que va del año fiscal 2016 el promedio de espera fue de más de 1,000 días en seis estados: Nueva York, Arizona, Illinois, Nevada, California y Ohio”, precisa el informe.

Sin embargo, en los estados de Texas y Hawai, y Puerto Rico, el tiempo promedio para la adjudicación de un beneficio migratorio fue menos de la mitad de ese tiempo.

Pero a partir de finales de marzo las demoras se dispararon. Las cortes de los estados de Nueva York y Arizona tuvieron en promedio 1,123 y 1,122 días de espera respectivamente.

Puerto Rico, en cambio, fue la corte más rápida con un promedio de 378 días, seguido por Texas con 384.

El reporte señala que a pesar de la reciente designación de nuevos jueces, “la cartera de la corte sigue aumentando cada mes”. Y precisa que esta situación pone de relieve la existencia de un sistema sobrecargado, principalmente para personas que piden asilo u otras formas de alivio.

 

Temen que empeore

El panorama en las cortes no augura cambios favorables en corto o mediano plazo, advierte Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego. “Tenemos un problema desde hace algunos años y la situación se agravó con la oleada migratoria de centroamericanos en el 2014”.

Velásquez dijo que los atrasos son “severos” y que “no solo afectan a los solicitantes de asilo, sino que repercute en todos los demás casos que manejan las cortes”.

Agregó que “a causa de las demoras están siendo distendidos muchos juicios no unas semanas, sino meses y en algunos casos años” afectando seriamente a personas “que ansían” una respuesta en un tiempo prudente.

“La razón por las acumulaciones y las demoras está en la avalancha de casos de centroamericanos detenidos en la frontera”, indicó Velásquez. “Están llegando a Estados Unidos en busca de asilo y el gobierno ordenó acelerar sus procesos, decisión que alargó la cola que estaban haciendo miles de inmigrantes, algunos de los cuales llevan tiempo en el país”.

En lo que va del año fiscal 2016 (1 de octubre de 2015 al 30 de marzo de 2016), el número de detenciones de niños migrantes en la frontera con México se elevó a 27,754 frente a los 15,616 ejecutados el año masado en el mismo período (un incremento del 56.2%).

Durante el primer semestre de 2014, cuando estalló la crisis, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP, por su sigla en inglés) detuvo a 28,579, un 2.9% más que en el 2016. En total ese año fueron arrestados 68,541 y en más del 73% de los casos las cortes de inmigración decidirán sus permanencias en el país.

Futuro incierto

Los favorecidos con las demoras “son los casos malos”, dijo Velásquez, aquellos que llevan las de perder y podrían incluso enfrentar una deportación. “Ellos son los únicos felices porque mientras más se retrasan sus casos más tiempo se quedan en Estados Unidos”.

“Con las acumulaciones y las demoras pagan justos por pecadores”, dijo Velásquez. “Estamos a merced de lo que digan las cortes. Y casos que llevan mucho tiempo esperando por un beneficio los tribunales están posponiendo las audiencias y retasando resoluciones”.

“Estimo que con este panorama, y con los datos de los arrestos en la frontera durante el primer semestre de 2016, vamos a ir de mal en peor”, dijo la abogada. “Y también debemos tener en cuenta que la carga de trabajo que tienen ahora los jueces afecta su estado emocional porque se sienten presionados cuando escuchan a estas personas (los migrantes) a través de interpretes. Y a su vez se ven afectadas las personas que tienen casos suspendidos y quienes están solicitando asilo”.

Velásquez señaló que un alto número de casos los están cerrando administrativamente a causa de la congestión en las cortes, “y nadie puede presagiar qué sucederá en el futuro cuando decidan abrirlos. A mi me alarma esa posibilidad y que las evidencias se desvanezcan. Es un gran problema”.

Fuente:

Justicia a paso lento: cortes de inmigración se tardan hasta 1,100 días...